La mala relación que tengo con la cocina y mi afición por bloguear, ha dado como resultado este blog, lleno de recetas que otros blogueros me están enseñando a elaborar y que yo cocino a mi libre albedrío ☺. La gran mayoría FÁCILES y RÁPIDAS de COCINAR, con lo que siempre se tiene a mano y presentados tal cual se planta en la mesa (tengo poco desarrollado el glamour de la presentación), pero es que recuerda....
NO SOY UN BLOG DE COCINA
Este blog se abre el 12/7/2014
**follow us in feedly ****

22/2/17

Rollitos de York rellenos de espinacas

Cuando mis hijas eran pequeñas, no les gustaban las espinacas. Encontré una manera de que empezaran a comerlas y era enrollándolas dentro de una loncha(o 2) de jamón de york....
Al principio hervía las espinacas, las sofreía con algunos ajo y les añadía unos piñones y uvas pasas. Con el tiempo, simplemente las sofreía con los ajitos y ya está.
ROLLITOS DE YORK RELLENOS DE ESPINACAS
ROLLITOS DE YORK RELLENOS DE ESPINACAS
INGREDIENTES
(para 5 personas)
→400 gr de jamón de york (lonchas grandes)
→1 kg espinacas (las mías congeladas)
→6 dientes de ajos
Como mis espinacas son congeladas, tan solo hay que ponerlas en un recipiente con tapa y que pueda ir al micro
Echar un poquitín de agua
Meter al micro durante 15' a máx. potencia. El mío es de 1000watts
Sacarlas y dejarlas en un colador a que escurran bien
Mientras, pelar y cortar chiquitín los ajos
Echarlos en una sartén pequeña con aceite. Se trata de que el aceite coja el sabor de los ajos, no de dejar muy frito el ajo, pues esto los amargaría.
Poner otra sartén al fuego sin nada de aceite, y cuando ésta esté caliente echar las espinacas
Sazonar o salpimentar al gusto e ir removiendo, unos 2-4' ±
Al estar la sartén caliente, el poco líquido que pudiera quedar, se irá evaporando
Volcar los ajitos sobre las espinacas y remover para integrar bien y que las espinacas se impregnen del aceite con sabor a ajo. Remover un par de minutos más
Retirar y reservar
Extender las lonchas de jamón y cuando las espinacas ya no estén tan calientes, ponerlas sobre ellas.
Enrollar con cuidado y servir
Mis hijas se las comían cogiéndolas con los dedos y a bocados.
Fue una estupenda manera de que se acostumbrasen a comerlas
Después de tantos años, volver a comerlas así, ha sido una auténtica gozada y una estupenda guarnición!