La mala relación que tengo con la cocina y mi afición por bloguear, ha dado como resultado este blog, lleno de recetas que otros blogueros me están enseñando a elaborar y que yo cocino a mi libre albedrío ☺. La gran mayoría FÁCILES y RÁPIDAS de COCINAR, con lo que siempre se tiene a mano y presentados tal cual se planta en la mesa (tengo poco desarrollado el glamour de la presentación), pero es que recuerda....
NO SOY UN BLOG DE COCINA
Este blog se abre el 12/7/2014
**follow us in feedly ****

22/5/15

Bizcocho de calabaza (microondas)

Siguiendo mi odisea con la CALABAZA recién cortada, aparte de hacer la CREMA DE CALABAZA Y QUESO, también me decidí a hacer este bizcocho que encontré en el blog de Marisa en la cocina, y que al estar hecho en el micro, no me iba a dar demasiada faena.
BIZCOCHO DE CALABAZA (en microondas)

BIZCOCHO DE CALABAZA (en microondas)
INGREDIENTES

→½ kg de calabaza
→3 huevos
→200 gr. de azúcar
→200 gr. de harina
→75 ml de aceite de girasol
→75 ml de leche
→1 sobre de levadura



*Ponerla en un cacharro que pueda ir al microondas y taparla con film de plástico
*Pinchar el film para que salga el vapor
*Necesité 7' de micro. El mío es de 1000 watts
Una vez blanda, chafarla o triturarla

*En un cuenco batir los huevos con el azúcar, hasta que blanquean y aumentan de volumen

*Añadir el aceite y la leche. 
Batir de nuevo

*Añadir la calabaza. Batir bien 
*Añadir el harina junto a la levadura tamizadas. No hacerlo de golpe, ir añadiendo y batiendo hasta que toda esté bien integrada

*Volcar toda la masa en un recipiente que pueda ir al microondas.
Aunque el mío es de silicona, pincelé el recipiente con un hilo de aceite y espolvoreé un poco de harina, así se desprendería fácilmente una vez hecho
Y meter al microondas, máx. potencia durante 8'±

*Pinché el bizcocho, con un palillo y éste salió seco, pero claro, le faltaba el verse un pelín más dorado. Parecía que todavía estaba algo crudo. Aún así, por temor, no lo puse más tiempo y lo dejé 5' + dentro del micro, pero apagado
*Dejarlo unos 5-10' fuera y desmoldarlo sobre una rejilla, que se enfríe del todo

*Y para taparle ese color tan clarito que no me gustaba, le espolvoreé azúcar glass....

Yo no lo probé, por los puntos que tenía en la boca (la muela del juicio), no podía masticar nada. Pero probé la masa, y me pareció que estaba poco dulce, aunque no me atreví a echarle más azúcar. Prácticamente se lo zampó una de mis hijas y mis sobrinos pequeños, que se llevaron un trozo para casa porque les encantó.